Leyendo entre mantas y café

jueves, 17 de febrero de 2011

Astrid y Veronika

Autora: Linda Olsson
Título original: Astrid & Veronika 2005
Traducción: Gema Moral Bartolomé
Editorial: Salamandra
Páginas: 211

Veronika necesita un cambio, una parada en el camino para coger aire, y poder así retomar la escritura de su novela. Y de paso, su vida tal cómo la conocía.
Sin pensárselo, decide mudarse a un pequeño pueblo dónde alquilará una de las casas más aisladas. Allí espera encontrar esa serenidad perdida, su concentración. Respuestas.

Al principio de esta lectura, me costó acostumbrarme a la narrativa de la autora. De esas en las que cada frase, cada palabra, hay que saborearla despacio, a veces releerla, para comprender todo lo que encierra. No creo que sea cuestión de complejidad, si no más bien la consecuencia de haber leído novelas con un estilo más directo últimamente...

Después, he necesitado tiempo para asimilarla. Durante estos días, página a página, me he debatido entre el encantamiento y el hastío, como un proceso cíclico en cada capítulo. Tan cargado de reflexiones, lleno de paciencia, belleza y verdad.

"Si lo pienso ahora, ya no lo veo tan claro. Creo que quizá no existen esos momentos que definen y delimitan. Los principios y los finales son fluidos, largas cadenas de acontecimientos donde algunos eslabones parecen insignificantes y otros transcendentales, mas en realidad todos tienen el mismo peso. Lo que puede parecer un instante dramático y único es tan sólo un vínculo entre lo que había antes y lo que viene después."

Sin duda, merece la pena dedicarle un tiempo pausado. Me quedo con las últimas ocho páginas del libro.


 

3 comentarios:

Tabuyo dijo...

Sí que es verdad que hay algunos libros que hasta un par de días después no te das cuenta de todo lo que te ha contado. Yo algunas veces me pongo a pensar en él y le saco un jugo que no me había dado cuenta que tenía.

Carol dijo...

La portada es una preciosidad, es verdad que hay libros que se saborean más lentamente, me has picado la curiosidad con esta novela, tiene buena pinta. Un beso

MALENA dijo...

Ame este libro... me conmovio preofundamente