Leyendo entre mantas y café

lunes, 26 de septiembre de 2011

La delicadeza

Autor: David Foenkinos
Título original: La délicatesse 2009
Traducción:  Isabel Gonzáles-Gallarza
Editorial: Seix Barral
Páginas: 218



La delicadeza se define como:
1. f. Finura .
2. f. Atención y exquisito miramiento con las personas o las cosas, en las obras o en las palabras.
3. f. Ternura, suavidad.

Delicadeza es lo que Nathalie necesita.
Delicadeza es lo que Nathalie es.

Había leído reseñas por toda la blogosfera, y desde la primera, me atrajo el título. Y no pude evitar invitar a este nuevo libro a mi estantería. Siempre me digo que tengo que esperar a terminar mi lectura actual antes de permitirme nuevos caprichos, pero no puedo. Y así voy intercalando libros constantemente...y qué bien me siento incumpliendo mis normas.

Hoy en día, desde mi punto de vista pocas personas poseen la suficiente delicadeza como para poder repartirla a su alrededor. Yo pienso a menudo en la necesidad de ternura y atención que haría falta para compensar la velocidad vertiginosa de nuestra sociedad. Pocos reparan en aquellos detalles, tan importantes en las relaciones humanas, que se deben tener con quienes compartimos nuestra rutina, nuestro día a día.



En La Delicadeza, Nathalie es un personaje afortunado en este sentido. Se ha topado con gestos delicados, con ternura y suavidad. Se ha cruzado con sonrisas que actúan en el momento indicado, sin prisas, sin segundas intenciones. Aunque, evidentemente, no todos los que la rodean responden a estas (cada vez más excepcionales) características.

Éste es un relato tierno. Es una historia dura y triste. Es un libro que me ha hecho reír bien alto en el vagón 10 del tren, y que me ha sobrecogido entre los cojines del sofá. Está lleno de pequeños grandes detalles.


"...se dijo: ¿cómo he podido pensar que podía no verla más? Le sonrió, Y Nathalie contestó a su sonrisa con otra sonrisa. Habían vuelto las sonrisas. Es curioso cómo a veces uno decide algo muy en serio, se decide que todo será así a partir de ahora, y basta un ínfimo gesto de los labios para quebrar la seguridad de una certeza que parecía casi eterna." 

 
En mi búsqueda personal por la delicadeza, he podido empaparme un poco de ella 
entre las páginas de este libro...




9 comentarios:

Bubbles dijo...

Tengo muchas ganas de leerlo que lo vi hace poco en una reseña y me he 'encariñado' con él jaja Un saludo

Tatty dijo...

Lo leí hace unos meses y me encantó, la forma en la que está escrito es una maravilla y aunque la historia no sea muy original lo compensa, muy recomendable
un beso!

mientrasleo dijo...

Pues a mi no me atrae demasiado la historia, creo que por esta vez lo dejo pasar.
Un saludo

Saramaga dijo...

Me encantó este libro, y también el fragmento que has puesto. Un abrazo!

...La Ladrona de Libros dijo...

Es un libro para encariñarse, para releer si necesitas un poco más de esa delicadeza... ;)

Carol dijo...

je je si es que nos es tan difícil resistirnos a las tentaciones literarias que te entiendo. Ya había visto reseñas de este libro y coincidís en lo bien que está, así que los tendré en cuenta. Un beso

Carmen dijo...

Lo compré hace un mes o dos, y todavía no me pese, y por reseñas positivas no es...
Besos,

Blanca dijo...

A mi me gustó, es una tragicomedia que deja buen sabor.
Un abrazo

Andrea dijo...

Preciosa reseña, tengo muchas ganas de leer esta novela, he leído opiniones muy buenas por el blog. Muy acertadas tus relaciones con el mundo actual. aludos!